Publicado en 11-M, aniversarios, personal, reflexiones

18 veces 11-M en Atocha

Aunque sea el 18º aniversario no es fácil. Y menos este viernes lluviosísimo de viento frío. He estado incómoda en Atocha este año, con mucha gente alrededor a sus cosas, de charleta, que casi ni oíamos a los participantes, y un aire gélido que no nos daba tregua.

Fue más hermoso compartir luego comida con G y B, recordar anécdotas de Rodrigo y pensar en él.

Publicado en aniversarios, escribir, publicar, reflexiones

Novela terminada

Me he dado una paliza tremenda, pero ya he entregado mi novela B72 a la editorial. Supongo que podré verla en unos meses, incluso más de un año, pero creo que sí en 2023.

He querido dejar todo resuelto para asumir el 11 de marzo con toda la serenidad posible. No lo he conseguido del todo. Llevo dos días alterada, con la ansiedad a flor de piel. Parece increíble, dieciocho años después, pero es así.

A cambio, la vida nos ha hecho un regalo: el hijo de K y J ha nacido el mismo día 11. Es una emoción maravillosa. Nos parece una señal para seguir, que va mucho más allá de esa que siempre decimos del pruno y de las flores y de la primavera. ¡¡Bienvenido, J!!

Publicado en reflexiones

Unos días de relax y libros

Escribo desde Ribadesella, aun de noche, haciendo tiempo para vestirme y acudir al instituto donde voy a hablar de libros y experiencias vitales.

Llegamos ayer. (Parece una fantasía. Me sigue acompañando la sensación de irrealidad). Y recorrimos la playa de Santa Marina, el puerto y la zona vieja. Hoy amenaza lluvia, pero aun así es fascinante ver este mar en invierno. Suenan fuertes las olas. Hay piedrillas sembradas por todo el paseo. Y maderas, y hasta un árbol, abajo, en la playa, contra el muro. Son señales, me digo, de lo bravo que se pone este océano que apenas conozco.

He dormido bien. Poco, como ya es costumbre, pero bien. La cama es cómoda y el apartamento, agradable. Y me asalta la duda. Qué hago yo aquí. Cómo es que dedico estos días vacacionales en cuestiones tan locas… Y me afecta el desconcierto. Cargo libros en el coche además de maletas. Qué curioso.

Publicado en reflexiones

A punto de terminar

Llevo tres semanas trabajando duramente. Tengo los ojos cansados y la mente estragada. Pero me quedan dos capítulos.

Luego vendrán las correcciones, que no son poca cosa. Aunque corrijo muchísimo en el proceso, solo se puede terminar cuando se lee todo seguido.

Me sigue afectando el desánimo. Supongo que por puro agotamiento.

Publicado en escribir, publicar, reflexiones

Preparando presentaciones

En quince días nos vamos a Asturias y presento NINA en Ribadesella. Me hace ilusión y a la vez me sube la ansiedad. Lo de siempre.

Ando desanimada sobre el hecho de escribir y publicar. Tanto trabajo para tan poco rendimiento. Romanticismos aparte, supongo que es así siempre, salvo los grandes éxitos. Y desde luego yo no debería quejarme, porque he encontrado dos editoriales para mis textos. Estoy en fase triste, también hay que decirlo, y puede que la escritura ya no me salve del todo. Como antes.

Vaivenes anímicos que asumo son serenidad. Aceptarlos es el primer paso. Llegarán tiempos mejores.

Publicado en reflexiones

Escribo, escribo, escribo

Le estoy dando una nueva vida a B72, con un nuevo desenlace. Llevo una semana sin levantar cabeza, escribiendo de forma compulsiva, muchas horas diarias. Creo que estoy inmersa en una crisis de inspiración, pero no me agobio, solo me está resultando divertidísima. Por eso no anoto nada aquí desde hace tiempo.

Publicado en escribir, publicar

Una presentación en pandemia

Casi quince amigos avisaron que no acudían en el último momento por ómicron, tanto infecciones como cuarentenas o miedos varios. Los días previos a la presentación fueron descorazonadores a ese respecto. Aun así, suspendidas incluso las clases presenciales en la FCPJosé Hierro, fue un bonito acto . Una buena tertulia y la compañía de buenos amigos. Incluso se acercaron algunos a los que no veía desde hacía décadas, y cuatro o cinco antiguas alumnas. Para la que está cayendo, no me puedo quejar.

Seguimos estando en malos momentos para este tipo de actividades.

Publicado en reflexiones

Martes alicantino

Otra vez nos hemos venido a ver el mar, aunque por pocas horas. Sólo es una nueva escapada que hacemos con la intención de romper las rutinas y sentir que el tiempo pasa de otra forma. Sin más pretensiones.

El cielo ha estado cubierto todo el día, pero sobre las siete empezó a aclarar. Luego hemos visto la luna subir por el horizonte y por eso esperamos que mañana luzca el sol. Estamos optimistas, pues las predicciones hablan de mejora de temperatura. Ojalá. El caso es que no hace malo, pero se echa en falta el calorcito del sol.

Caminamos muchísimo. Vamos y venimos. A veces es duro subir hasta aquí, aunque, conste que no es una queja: nos viene bien para mantenernos ágiles y en forma.

Publicado en reflexiones

Lunes de regreso al aula

En días como hoy siento en los huesos la felicidad de mi jubilación. Después de cincuenta y muchos cursos volviendo a clase después de las navidades, se agradece no tener que hacerlo. Ni como alumna ni como profesora. Antes bien, justo ahora aprovecharemos el hueco para escapar.

Este mes no acudiré al Taller de Proyectos Narrativos, ni a la sesión de la biblioteca. Haré un descanso extraordinario y merecido.

G mejora poco a poco. Va a teletrabajar. JC y yo seguimos felizmente sin síntomas.

Publicado en reflexiones

Día de Reyes complicado

Íbamos a visitar a Ela, pero G dio positivo en antígenos y esta ha sido otra de las fiestas extrañas de las navidades 2021. Solos nuevamente.

Menos mal que tiene síntomas suaves, como de resfriado común. JC y yo hemos guardado unos días de aislamiento por si nos habíamos contagiado, pero parece que no.

En una semana, mi presentación. Ay, ya veremos si es posible y no resulta demasiado deslucida.