Publicado en reflexiones

Escribir cada quince días

Tempus fugit, se me pasan los días a veces tontamente, no haciendo nada de verdad productivo. Me disculpo a mí misma con la excusa, solo a ratos cierta, del exceso de estrés del aniversario.

Entonces me prometo ser más productiva, aunque, poco después, me doy más margen para la recuperación. Ansiedad y tendinitis hacen mala mezcla, me digo. Tal vez me estoy exigiendo demasiado y por esa causa no termino de sofocar ninguna de las dos dolencias.

Luego me avergüenzo de mis razonamientos de floja y me juro que seré más dinámica, caminaré más largo, comeré menos, haré lecciones contundentes de italiano y escribiré más líneas cada día.

Y en esa trama medio existencial me ando moviendo estas semanas post-aniversario 🙂

Publicado en reflexiones

Vacaciones en casa

Nos hemos quedado en casita a ver si así recuperamos la serenidad perdida.

Llueve. Estudio italiano en duolingo. Y releo el libro de Víctor Sampedro para tener más claro qué decir en la presentación en que me ha invitado a intervenir. Tendría que haber sido Pilar, me digo cada poco, pero recojo el guante. Y lo haré por ella. Y por Rodrigo. Y por todos.

Se pasan los días no haciendo mucho, lo suficiente para recobrarnos despacito. G se fue a Alicante. Me encanta que le guste tanto la casita de mi padres. JC y yo vamos poco, menos mal que él sí.

Llueve. A ratos sale el sol. No hay melancolía, solo cansancio. Y ganas de recobrar fuerzas, porque abril también se anuncia pleno de actividades.

Publicado en 11-M, aniversarios, artículos de opinión, conspiranoia, duelo, reflexiones, terrorismo

17 de marzo de 2024

Me cuesta escribir aquí, ya empleo todo mi esfuerzo en mantener al día las dichosas redes sociales, y cuando por fin termino, ya no me apetece volver a contar cosas en esta bitácora. De hecho, he usado la misma imagen para los tres blogs. Economía de subsistencia.

Aún me quedan compromisos. Qué cansancio.

No hay término medio: o el más completo abandono, o la exposición excesiva.

En fin, lo bandeamos como podemos. Las víctimas de otros sucesos menos llamativos (enfermedades o tráfico, por ejemplo) dicen envidiar nuestra visibilidad. Qué tremendo. Cómo es la naturaleza humana.

En fin, seguimos como podemos, arrastrando ansiedad y desgaste. Ojalá sirva para mejorar la situación de los afectados (los nuestros y los de todas las situaciones). Para que no se tergiverse lo sucedido, se nos deje de usar como arma política y se ayude a los que todavía lo necesitan, que son muchos.

Publicado en 11-M, aniversarios, conspiranoia, reflexiones

Vigésimo aniversario a la vista

En los aniversarios redondos, décimo, quince o veinte, por nuestra propia y triste experiencia, se evidencia que las víctimas del 11-M tenemos más impacto mediático.

Lo cierto es que nos pasa factura emocional, pero también que lo soportamos todo porque queremos memoria, justicia y reparación. Aunque resulte difícil. En mi caso, he tenido que volver a tomar melatonina para dormir, y no descarto necesitar algún Lexatín si la ansiedad sigue subiendo. Y aún quedan dos semanas 🙁

Esta vez espero de todo corazón que se hayan enterrado para siempre las teorías conspiranoicas. Han contribuido a ello dos documentales de Netflix y de Amazon, y varios libros de F. Reinares y de V. Sampedro Blanco.

Supongo que seguirán existiendo locos, o aprovechados, que continuarán diciendo estupideces. Pero ya en su burbuja de negacionistas de temas variados, simples nerds de sus manías.

Lo que va a costar es que la gente deje de pensar que «algo raro» pasó y no se ha contado. Eso ha conseguido la propaganda machacona. Malditos sean los que la propagaron y mantuvieron tanto tiempo.

Publicado en escribir

Buscando presentaciones

Después del Getafe Negro y la Vallekas Negra, voy consiguiendo un hueco en otros festivales: como siempre, con el nuevo director también, en la Semana Negra de Gijón; pero añado la Lloret Negre, y la Vitoria Negrasteiz. Quizás salga alguna cosa más, no lo sé, aunque no será por falta de esfuerzo.

Publicado en reflexiones

Comienzos de año

No pudimos viajar los tres y lo hemos echado en falta, pues las fiestas resultaron tan frías y solitarias como augurábamos. Pero no es cosa de quejarse, porque estuvimos juntos. Siendo demasiado pocos, eso es tristemente innegable, pero aun así juntos. Y nada es más importante.

Estamos fuera de rutina todavía, aunque hayamos superado con creces la fiesta de los Reyes. A ver si logramos conquistarla.

Mejora mi tendinitis, voy anunciando mi participación en la Vallekas Negra, y solicité otros festivales, por si alguno más es posible.

Ojalá este 2024 sea bueno.

Publicado en reflexiones

Se acaba 2023

Escribo desde la buhardilla, con un resfriado incómodo (menos mal que no muy fuerte) y el a/a a tope porque hace frío. Hay hielo sobre la hierba del jardín y sobre las carrocerías de los coches, no invita a salir, aunque voy a hacerlo para comprar las últimas cosucas de fin de año.

Estaremos solos JC y yo. G se queda en su casa o se va a una fiesta, no recuerdo. No somos de hacer jolgorios, será una cena normal.

Y se acabará 2023. Y vendrá 2024, que ojalá no sea malo.

Publicado en reflexiones

18 de diciembre de 2023

Llevo unos días rarunos, con mi tobillo en alto y la tendinitis peor. No me daban cita con el fisio habitual hasta finales de enero, así que me he agenciado uno por mi cuenta y con una sola sesión he notado la mejoría necesaria para bandearme mejor. Con un bono de cinco sesiones aguantaré hasta que pueda acudir al habitual, que me cubre MUFACE. Y así voy resolviendo.

Esa lesión nos está impidiendo otros planes viajeros, como ir a Roma con Gonzalo entre Nochevieja y Reyes. Una lata. JC tendrá vacaciones desde el día 22 hasta mediados de enero, las que no disfrutó a lo largo del año y que debe agotar si no quiere perderlas. Ya veremos si podemos hacer algo especial, o no 🙁 los tres juntos. Aunque salir a comer alguna cosa rica, seguro que sí.

Y aquí estoy, en la buhardilla, actualizando la bitácora con las últimas anotaciones de Egipto, y pergeñando nuevos capítulos para mi proyecto 5.

Publicado en reflexiones

Puente de diciembre

Después de la paliza en Egipto y con mi tendinitis aún activa, estos días no hemos salido a ningún sitio en especial. Y menos aún tras la la agotadora experiencia de hordas, tanto en Egipto como en las calles de Madrid. Buff, dan ganas de recluirse por una larga temporada.

Lo que estoy haciendo es reescribir los datos del viaje, que llevo apuntados en el block de notas del móvil. A la larga parecerá que los escribí en tiempo y forma, porque ubico temporalmente las entradas. Y no. Pero, bien está. Es una pequeña trampa de lo más perdonable 😉

Publicado en reflexiones

Se acaba noviembre

Escribo poco por aquí. Porque estoy cansada y tengo pocas ganas, en general. A ver si mejora mi energía con un poco más de descanso.

Fuimos y volvimos a/y de Egipto. Con maldición faraónica de por medio, (tendinitis y gastroenteritis) y resultado totalmente agotador. Pero no me quejo, mereció la pena mucho, mucho, muchísiiiiiiiimo. Con Rodrigo y mi papá,  sus grandes enamorados, en el corazón y en los labios. Y siempre de la mano JC y yo. Hay que ver cuánto nos reímos juntos 🙂

Respecto a lo demás, enumero temas, porque no me alcanza el ánimo:

  • Hice la segunda presentación,  en la Casa de Asturias. Gentío y retraso, pero estupenda.
  • Hasta me compré un portátil nuevo. Una gozada que pesa poco y quiero llevarme conmigo a cada viaje.
  • Decepcionada de los cursos de la UC3, que nunca salen, estudio italiano en una app gratuita.
  • El curso de narrativa, en extremo populoso, avanza con pies de barro, pero interesante a pesar de los inconvenientes.
  • Mi proyecto 5 a medio gas. Ni siquiera segura del punto de vista. Aunque, eso sí, dispuesta a intentarlo mil veces.

Fin del reporte cuasi telegráfico.  Hasta más ver 🙂