Publicado en reflexiones

Muchísimo calor

JC trabaja y yo le acompaño estos días tan calurosos en Madrid. Vivo con un dolor de cabeza latente, por el bochorno, y jornadas muy poco productivas, por la misma razón. La segunda quincena JC vuelve a tener vacaciones y algo podremos salir de este horno infernal. A cambio, en octubre o noviembre viajaremos los días no disfrutados ahora. Lejano me lo fiáis, dice el refrán, pero es la apuesta que hacemos desde que me jubilé y no hay que salir por narices en julio y agosto. Iré contando según vaya la cosa, tras la operación de la segunda rodilla de G, que está programada para el 13 de septiembre.

Tecleo ante mi PC, con el a/a encendido y aun así no es un lugar del todo aceptable para trabajar. Me queda poco de B81 y parece que no termino nunca. Reviso, corrijo y avanzo despacio, lo esperable en estas circunstancias.

Poco más. Me da pereza incluso escribir estas líneas, con lo que así se queda el texto, hasta más ver 😉

Publicado en reflexiones

Demasiado calor

Toda feliz, nada más llegar a la Semana Negra de Gijón 2022

Llevo mal el calor y este año está siendo no solo extremo, sino continuo. Escribo muy despacio, me sigue costando leer y cumplo con la labores domésticas imprescindibles con esfuerzo. Mi refugio, cuando ya no puedo más, es ver series en el salón con el aire acondicionado puesto.

Llegarán mejores tiempos.

Escribo en la buhardilla muy temprano, cuando las ventanas abiertas dejan pasar algún frescor. Y si hay que hacer compra, le doy un par de vueltas al pequeño centro comercial del barrio y así camino un poco. Últimamente es lo que me salva, porque hacerlo por las calles después de las diez es tarea peligrosa.

Por otro lado, apunto de nuevo que tengo demasiados libros esperando y pocas ganas de leer, no sé por qué. Me cansa, me aburre, me agobia. No lo entiendo, yo que he sido siempre lectora voraz y empedernida. Van pasando los meses y no recupero el ansia que antes me caracterizaba. Supongo que este bochorno veraniego no es el ambiente más indicado, pero ¿cuál sí lo es? Me apunté al Club de Lectura por esa razón y a duras penas he ido leyendo los títulos propuestos. Y no siempre hasta el final.

Publicado en reflexiones

En casa

Con mucho calor y pocas ganas incluso de movernos, llevamos una semana en casa, durante una ola de calor insólita.

Poca cosa nueva, tranquilidad en lugar de ajetreo. Libros. Series. Música y preparaciones del viaje de agosto.

Publicado en reflexiones

Desde Gijón

Como hace tres años,pero con la sensación subjetiva de que han pasado cinco o seis, escribo desde muy cerca de esa «escalerona» de la imagen que precede a estas líneas.

Llevamos aquí desde el domingo, regresamos a casa mañana mismo, han sido días de asueto, emociones y gentío. Todo bien, no obstante.

Hoy nos acercamos a Oviedo para comer con Moncho y Cristina. Se nota la ola de calor incluso en estas latitudes, me temo que en unas horas nos aplastarán los más de cuarenta grados de Madrid, pero es lo que nos viene tocando con el calentamiento global que algunos se empeñan en negar incluso en estas circunstancias.

Escribo desde la tablet, sin posibilidades de subir imágenes nuevas. Esperaré a hacerlo desde casa en un par de días. La presentación salió genial.

Publicado en reflexiones

Julio ya

Hoy tengo que dar una charla que me apetece muy poquito. Dentro de ocho días, llega la presentación en la Semana Negra y todavía estoy floja de ánimo. Escribo los últimos capítulos de B81 muy lenta, con agobio y pocas ganas, en fin, lo esperable en esta crisis de final de curso. Además hace calor y estoy recluida todo el tiempo, con escaso contacto humano.

No anoto aquí desde hace mucho y no tengo más disculpa que la de estar pasando una racha de cansancio físico y emocional. La he ido curando con reposo, leyendo y viendo pelis, y dosis pequeñas de ashwagandha. Y creo que, por fin, tras unas semanitas duras, ya voy mejor. Espero que las próximas vacaciones sean provechosas y curativas.

Y resulta que entre mis visionados de series, he descubierto los k-dramas de Netflix. Hay mucha morralla, como en todo, pero algunos me están pareciendo interesantes. En primer lugar, por sus curiosos tópicos. En segundo, por la maestría con que manejan los puntos de giro, que incluso a mí, que soy tambor de marina, me enganchan y sorprenden.

Confieso que me he reído con algunos y que he llenado los malos momentos con otros. Es verdad que los me parecieron mediocres los dejé a medias y que, en general, son lentos y suaves, así que también estupendos para dormir o echarse cabezaditas. También, que uno de ellos llegó a fascinarme muchísimo y me enganché a sus personajes, banda sonora y melodrama.

Tampoco soy una experta, ni lo intento. Lo peor, los doblajes con acento y vocabulario mexicanos, que a menudo me sacan de situación. Aunque no me quejo, pues oírlos en coreano leyendo subtitulos es bastante más trabajoso. Lo he hecho a ratos y resulta agotador.

Publicado en reflexiones

18 de junio de 2022

Hubo un tiempo en que escribía aquí a diario. Ahora no se me ocurre qué contar. Los días pasan rapidísimo y apenas me alcanzan para solventar lo más preciso.

No me agobio. Llegarán otros diferentes. Mientras tanto, soportamos la ola de calor y sacamos adelante trabajo extra. A ver si nos da para dejarlo todo resuelto antes de irnos a Asturias. Y si no es posible, pues tampoco se hunde el mundo.

Puedo anotar que me gusta conducir a Felino, que al ser un híbrido nos lo podemos llevar al centro y que lo estamos disfrutando los dos, JC y yo.

También que el bochorno es agotador, pero todavía podemos con él, que ya casi nadie lleva mascarillas en interiores y que nosotros sí, aunque con mucha gente sin ella la efectividad es bastante pobre.

Poco más. Simples apuntes para fijar fechas y sucesos. Hasta luego.

Publicado en reflexiones

Díez días sin actualizar

Club de Lectura acabado y último libro, Limónov, pesadísimo, por fin devuelto. La experiencia este curso ha sido decepcionante, con coordinador impertinente y machista incluido. Impresentables el tipo y casi todas las lecturas elegidas por él. No pierdo el tiempo haciéndole más crítica.

Con mi cansancio visual leo poco en papel, aunque sí reviso las redes y bastantes noticias de los periódicos digitales. Avanzo en B81 más lenta y trabajosamente de lo que me gustaría. Vale que en medio de una ola de calor, estrés y mucha incomodidad anímica no es fácil, pero es que llevo así un mes. Hoy amanezco, menos mal, con ideas nuevas y ganas de reintentarlo. Aprovecharé la oportunidad, pues ya queda poco para acabar el manuscrito. La fase posterior, de revisiones me apetece más, mira tú qué cosas.

Me planteo que quizá debería hacer paseos matutinos, visitas piscineras y nuevo intento de dieta adelgazante, (cuidando el cuerpo se fortalece el espíritu). Al menos estas próximas semanas, antes de irnos a Gijón, me digo.

Y después me pongo mas contenta, porque vamos a volver a Asturias y, además, a la Semana Negra.

Publicado en reflexiones

Haciendo mil nimiedades

Se me pasan los días no sé muy bien cómo. Voy resolviendo flecos por aquí y por allá, leo un poco, escribo aún menos, reviso bastante, hago domesticidades y se me escapan las horas sin sentir.

En el Jerte esutvimos muy bien. Quizá comimos en exceso, porque el buffet era súper-atractivo. Vimos a la familia. Vimos a M.T. Recolectamos cerezas. Todo estupendo.

Aquí, de vuelta, el finde trabajamos un poco de jardín y fuimos a ver a G. que sigue su recuperación despacito, y ya lleva diez sesiones de fisioterapia. El lunes, notario por la mañana y más trámites por la tarde. El martes pegada al PC resolviendo también. Hoy, banco, compra, y consultas sobre la actualización PHP de mis páginas.

Entre medias, buscar descansitos para mis ojos y conducir el coche nuevo (que se acerca a cumplir un mes y me encanta). Un no parar de cosas pequeñas, que no parecen grandes tareas, que entretienen el tiempo un poco a lo tonto.

Y la ansiedad un tanto activada de nuevo, mecachis. Duermo poco y mal, pero la voy domeñando.

Publicado en reflexiones

Descansando

Estamos en otra escapada corta para recuperar energía vital. Hemos comido estupendamente y el balneario nos ha dejado agotados pero como nuevos. Vamos a cenar enseguida. Mañana veremos a familia, pasado a unos amigos. Poco tiempo aunque bien aprovechado. Espero volver con las pilas nuevas. Y a ver si le doy un buen empujón a la última lectura del Club, que está vez es muy larga.

Publicado en reflexiones

Poco nuevo

Sigo con cansancio visual, haciendo paradas de vez en cuando. He retomado B81. Me siento más suelta con Felino, después de un incidente sin mayores complicaciones (pinchazo y grua porque ya no hay rueda de respuesto) y casi 200 kilómetros ya.

G sigue mejorando, se nota que es joven. Le lleva B al Fisio cada vez que puede, en otras ocasiones lo hago yo. JC enfrenta su último año de trabajo antes de jubilarse, quedan pocas semanas de clases en la FCPJHierro y solo una sesión del Club de Lectura de la Biblioteca.

Y eso es todo, amigos. Poco nuevo que contar.

Publicado en reflexiones

Felino

Al nuevo coche le va mucho el nombre «Felino» porque es ágil, suave y siencioso como un gato gris

Despúes de dos semanas pendientes de G, vuelvo a escribir en las redes sociales, a continuar mi novela y a actualizar la bitácora de autora. Ha sido un tiempo bien empleado, por supuesto.

Ahí subo una foto con Felino a la puerta de casa. Solo lo he llevado en tres ocasiones, por la zona, pero ya puedo asegurar que la conducción es comodísima. Por otro lado, nos han dicho que a Gordito todavía no lo van a achatarrar, así que contentos por que le den una segunda oportunidad. Imaginamos que campera.