Publicado en corrupción, escribir, literatura, publicar, reflexiones

Mi novela NINA en preventa

Ya estamos en ello, en esa preventa con que la editorial se cubre las espaldas y, a la vez, explora las posibilidades de cada manuscrito editado. Espero no ir mal. Los amigos y la familia se portan, qué majos. Ya veremos cuánto da de sí este sistema. Tampoco es que me vayan a poner en la cúspide de nada, pobres de nosotros. Eso solo pueden hacerlo las muy grandes editoras. Yo me conformo con haber pasado el filtro de dos y con seguir escribiendo.

He enviado B72 a un concurso. Sigo trabajando B81. Mi canal de Sintaxis ronda los 300 suscriptores. No me puedo quejar. Y hoy, por fin, han citado a JC para la vacuna, en el Wanda 🙂

Seguimos. La derechona mentirosa y corrupta ha ganado las elecciones que convocó a su conveniencia. Más leña al fuego. Son los dos años que ya tenían, pero ahora con más facilidades de movimiento para seguir desmantelando lo público con su trumpismo vergonzante. Seguimos, sí. Como podemos.

Publicado en corrupción, desfachatez, educación, política

Vergonzoso trato de favor: La vida regalada de Pablo Casado

https://m.eldiario.es/carnecruda/lo-llevamos-crudo/vida-regalada-Pablo-Casado_6_817928232.html

A Pablo Casado le regalaron un máster y ahora le quieren regalar una exculpación. Por ser político tiene la vida regalada y la vida resuelta para pegarse la vida padre. La fiscalía del Supremo dice que no hay caso y le dice a los jueces que lo cierren. Carpetazo y a otra cosa, señorías. Hay prensa que lo celebra: también hay gente coprófaga. Y ustedes, el populacho, la chusma, los pringaos que estudian, el vulgo que trabaja, disuélvanse. Circulen. Aquí no hay nada que ver que no hayan visto ya antes. Un político que recibe una prebenda con dinero público, la prensa lo descubre y la justicia le encubre.

Da igual que la investigación periodística haya probado que le dieron el título sin ir a clase, sin hacer exámenes, sin hablar con los profesores, con sólo cuatro presuntos trabajos que no ha dejado ver a nadie. Da lo mismo que sólo a él y a otras tres alumnas les convalidaran 18 de las 22 asignaturas y que las tres estén imputadas por los mismos hechos que se le achacan a Casado. No importa que una de ellas haya confesado. Al fiscal todo eso, probado, demostrado, publicado, evidente, sólo le parecen «meras sospechas y conjeturas». Sospechoso es lo suyo.

Sigue leyendo «Vergonzoso trato de favor: La vida regalada de Pablo Casado»