Publicado en reflexiones

Tía Pepita

Se nos fue en un suspiro. El miércoles 22, a un paso del 25, que es el aniversario de mi padre y su hermano.

No la veíamos mucho, pero desconcierta saber que ya no está ahí, en la sierra, cuidando de sus compañeras, paseando los caminos de Santa Mónica.

Que volvamos a encontrarnos.