Publicado en reflexiones

Jueves 8 de agosto

Heme de nuevo en la buhardilla, aunque hoy sorprendentemente fresca, tras una noche a menos de 20º. Son las 7:30 y me siento a redactar estas líneas tras los mínimos arreglos personales y domésticos.

Hoy constato, emocionada y contenta, que tengo al subconsciente ya entrenado y me levanto con nuevas ideas para la novela. Parece que he superado la pájara. También se agradece la bajada de temperaturas. Todo el día de ayer, nublado, propició esta noche estupenda.

Por supuesto, hoy también me felicita WordPress «tienes una racha de 39 días» , me dice. Por esa asiduidad continuada he optado por poner las fechas como título de las entradas. No sé si hoy apetecerá ir a la piscina, pero quedarme a escribir aquí seguro que sí.