Publicado en docencia, reflexiones

La cuenta atrás

Dos semanas para acabar el mes, el curso y mi vida laboral. Dos días de clases de repaso, otros tres de exámenes y corregir. Sesiones de evaluación, reclamaciones, memorias, claustro y consejo escolar y ¡¡me voy!! Para siempre.

No es del todo cierto, volveré a decir holas en septiembre, porque me jubilo el día 4, pero como ya no tendré que programar nada, esos lunes y martes serán mero trámite.

Aquí estoy, entre encantada y agobiada ante la nueva etapa que se abre delante de mí.