Publicado en reflexiones

Martes 28 de enero de 2020

Ayer me lancé al segundo capítulo. Y en él estoy. Espero que se diferencien bien las dos protagonistas. Dedicaré uno a cada personaje principal.

Tengo un esquema mínimo. No me gusta hacerlo súper completo porque me quita la espontaneidad. Y la emoción de ir desarrollando la trama según piden los personajes.

Ayer asistí a un webinar. Por primera vez pude estar presente en una de esas actividades que se programan a media mañana. Llegamos a ser 400 y pico. Parece que los anuncios de Facebook salen rentables.

Y poco más. Hoy me he despertado más tarde y me propongo, entre otras cosas, ver un poco de Maestros de la costura. Si es que merece la pena. Y seguir escribiendo mucho. E investigar sobre mis planes de enseñar online, a los que no me lanzo en picado porque sigo dándoles vueltas.

Pero no hay prisa. Una cosa detrás de otra. Con calma, disfrutando del proceso.