Publicado en reflexiones

Entre fiestas, unos días de contraste

A 24°C y buscando la sombra. Increíble en pleno diciembre. Tenemos un anticiclón africano que ha convertido estas fiestas invernales en un anticipo de la primavera. No me quejo. Es muy agradable sentarse al sol, en la playa, mirando al mar.